LA CONSERVA DE PESCADO COMO ALIMENTO. ASPECTOS NUTRICIONALES MÁS RELEVANTES

LA CONSERVA DE PESCADO COMO ALIMENTO. ASPECTOS NUTRICIONALES MÁS RELEVANTES

 

Las conservas duran largos periodos de tiempo sin deterioro alguno

 

La carne del pescado en conserva, en comparación con la carne de animales terrestres, resulta más tierna, y de fácil digestión.

 

Las conservas de pescado ofrecen al consumidor una amplia gama de productos de calidad que mantienen sus características durante un largo periodo de tiempo, así como la comodidad de poder ser consumidos sin tratamiento culinario previo.
Las conservas de pescado son un alimento con importantes virtudes nutricionales, incorporando además los beneficios para la salud de otros ingredientes, fundamentalmente el aceite.
Entre los valores nutricionales del pescado en conserva destacan:

Proteínas.

El nivel de proteínas es similar al de la carne de los animales terrestres y su composición es muy parecida. Hay que destacar que contiene todos los aminoácidos esenciales, que son aquellos que el propio organismo humano no es capaz de fabricar y que, por tanto, deben ser aportados con la dieta.

Grasas.

El contenido en grasas depende del tipo de pescado, pero lo realmente importante son los ácidos grasos, poliinsaturados omega-3, debido a sus efectos positivos para la salud, especialmente para la prevención de infartos.

Minerales.

Las conservas de pescado son una importante fuente de magnesio, fósforo, calcio, yodo y selenio, minerales imprescindibles para el buen funcionamiento del metabolismo y para la formación de los huesos y dientes.

Vitaminas.

Son ricas en vitaminas del grupo B, E, K y en el caso de los pescados grasos que son los más utilizados en las conservas, también vitaminas A y D.