CONSEJOS PARA UN MAR LIBRE DE CONTAMINACIÓN:

CONSEJOS PARA UN MAR LIBRE DE CONTAMINACIÓN:

Se calcula que hoy en día más de cinco billones de productos de plástico se encuentran flotando o sumergidos en nuestros océanos, lo que lo convierten en una amenaza para todos los animales marinos que pueden estar en peligro de varías formas: quedando atrapados en ellos, intoxicándose, ingiriéndolos… Por lo que es muy importante que aprendamos cómo no contaminar el mar.

1. Utilizar menos productos de plástico.
Debemos de sustituir las botellas de plásticos por otras reutilizables, ya sean termos o cualquier otro tipo de recipiente. Cuando vayamos a comprar es básico que tengamos nuestra propia bolsa reutilizable, si es de tela mejor, para no tener que utilizar las de plásticos del supermercado.

2. Utilizar productos biodegradables en las playas.
Debemos procurar usar protección solar en los que la etiqueta indica que son amigables con el medio ambiente esto es importante si queremos saber cómo no contaminar el mar.

3. No tirar basura en las playas.
Aunque estemos de vacaciones es de vital importancia cuidar y deshacerse correctamente de los deshechos que generamos. De esta manera estaremos dando un paso adelante en nuestro aprendizaje sobre cómo no contaminar el mar.

4. No comprar productos que afectan la vida marina:
Es de vital importancia evitar la compra de productos que deterioran el ecosistema marino. Aquí podemos encontrar muchos ejemplos como la joyería de coral, de conchas o accesorios fabricados a partir de las tortugas de carey o de tiburón.

5. Reducir las emisiones de CO2 y consumo de energía:
La mayoría de los efectos que el cambio climático produce en los océanos podrían reducirse si se disminuyesen las emisiones de CO2. ¿Cómo? Pues con pequeñas acciones como puede ser dejar de utilizar el coche, cambiar a bombillas de bajo consumo, no encender la luz a menos que sea necesario, utilizar el transporte público…

6. Viajar por el mar responsablemente:
Muchas veces cuando viajamos nos olvidamos de todo, incluso de nuestros propios desperdicios. Debemos ser conscientes de la vida marina que habita en nuestros mares.

7. Obtener información sobre los océanos y la vida marina:
Como ya sabrás la vida de nuestro planeta está conectada con los mares, su flora y su fauna. Teniendo esto en cuenta deberíamos estar bien informados acerca de los posibles peligros que afronta nuestro sistema vital. Además, cuanto más informados estemos más podremos ayudar a proteger nuestros mares y aprender un poco más sobre cómo no contaminar el mar. Y quién sabe, igual inspiramos a alguien a que haga lo mismo.

Siguiendo estos pasos no solo estaremos contribuyendo a construir un mundo mucho mejor, más sano y más libre de contaminación, sino que, además, ayudaremos a preservar nuestros océanos y todo lo que hay en ellos.