La importancia de comer sano

La importancia de comer sano

Promover una alimentación saludable ha sido un tema prioritario de actuación para mejorar la salud de la población. En la actualidad la sociedad ha adquirido consciencia de la importancia de adoptar unos hábitos alimentarios correctos ya que comer sano contribuye al bienestar, promueve la salud y protege de la enfermedad.
Tradicionalmente la Dieta Mediterránea ha formado parte de nuestra cultura aportando beneficios a nuestra salud. La Dieta Mediterránea combina el uso de determinados alimentos siendo rica en cereales, alimentos de origen vegetal (frutas, verduras, legumbres), pescado fresco, en conservas y comedida en carnes rojas y productos lácteos. Todo ello complementándose con un adecuado descanso, llevar una vida activa (pasear, ir en bicicleta, subir las escaleras, etc.) y la práctica de actividad física.
Muchas enfermedades frecuentes (obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares), pueden ser prevenidas y aliviadas por una adecuada alimentación y la práctica de estilos de vida saludables, elevando así el grado de salud individual como de la población.
La salud comienza por cuidarse y alimentarse de forma adecuada, alejándose de excesos y abusos.