El comercio de sardinas y arenques, origen del imperio español sobre los siete mares

El comercio de sardinas y arenques, origen del imperio español sobre los siete mares

Según una hipótesis del Nobel de Economía de 2008, Paul Krugman, el antiguo dominio español sobre los siete mares le debía mucho a las sardinas y a los arenques, el sospecha que sí existe relación entre nuestros escamados peces y el dominio marítimo español a mediados del pasado milenio.
La clave está, según Krugman, en las habilidades de cada pueblo , y según el si Gengis Kan dominó gran parte de Asia por la vida nómada de sus tropas, Europa dominó los siete mares gracias a la actividad marítima de estos países desde la Antigüedad.

 

En nuestro país no faltan ejemplos para sustentar la teoría de Krugman. La larga historia de puertos como el de Cádiz o el de Sevilla, que tienen sus orígenes en la época romana, o la existencia de comercio marítimo en época visigoda sirvieron para desarrollar durante siglos las habilidades marítimas utilizadas siglos más tarde.

 

Además, el control de las rutas comerciales entre los siglos XIV y XVI hizo posible que los europeos – con los españoles a la cabeza – se convirtieran en líderes indiscutibles de océanos y mares. Así, Krugman señala la pesca y el comercio como las semillas del imperio marítimo español. Sardinas, arenques y atunes contribuyeron así al dominio español (y europeo) de los siete mares.
Ahora bien, tal y como señala el propio Krugman, “hay una gran posibilidad de que esta hipótesis esté mal por alguna razón”. Hasta los Premios Nobel se equivocan de vez en cuando.